Una semana de meditación en el Wat Rampoeng


Advertisement
Thailand's flag
Asia » Thailand » North-West Thailand » Chiang Mai
August 4th 2012
Published: September 24th 2012
Edit Blog Post

Día 1: empezó la clase de meditación por la tarde, tuve la mañana libre para comer y dormir la última siesta en los próximos 10 días (está prohibido dormir durante el día); somos tres iniciando el curso hoy: una holandesa de unos 35-40 años, un italiano de unos 40 y pico y yo. La técnica de meditación nos la enseñó Monje 1 (así se llamará a partir de ahora porque nunca supe su nombre) en su oficina, meditamos un par de horas antes de ir a nuestra ceremonia de apertura con el abad del monasterio: Ajan, que en lugar de a las 5pm como estaba previsto inicialmente, terminó siendo a las 8pm porque no paraba de entrar y salir gente a la oficina de Ajan.

El monasterio es grande, hay muchos lugares para meditar y hay una casa de dos pisos sólo para las estudiantes extranjeras; tengo una habitación mediana, tiene 3 ventanas y la verdad esta muy bien, también tiene baño propio.

Día 2: 4am: suenan las campanas y mi despertador a las 4am, llovía a cántaros, estaba oscuro y hacía un poco de frío... En serio me tengo que salir de mi cama a esta hora??? y para meditar?! NI EN BROMA!, voy a dormir un rato más, después de todo es mi primer día, aun puedo ser débil. A las 4:30 vuelve a sonar mi despertador, pfff!... es ahora o nunca; salgo al balcón y no veo a nadie; medito media hora mientras lucho con el sueño... el sueño vence, me devuelvo a mi cama y sin remordimiento alguno me meto dentro de la cobija sin nisiquiera poner el despertador. A las 6:30 suenan las campanas que anuncian el desayuno, me despierto y pongo mi mejor cara de "yo no estaba durmiendo hasta ahora" y me voy al comedor.

El día se puede resumir en una lucha entre la tormenta de ideas y recuerdos (la gran mayoría insignificantes) y yo tratando de sacarlas de mi mente una a una para lograr mi propósito de meditar... no es tan fácil, además constantemente el sueño viene también a sumarse a la lucha; cansada de tantas derrotas las ideas de fuga no dejan de rondar mi cabeza. En todo el día medité 6 horas.

Día 3: 4am: suenan las campanas, 5 minutos más... me despierto, me tomo un té y pongo manos a la obra; logro meditar sin parar hasta la hora del desayuno, muy bien!; hoy me va mejor, sigo en mi lucha pero no me siento frustrada, no hice siesta y logré meditar 7 horas y media... las cosas estan mejorando.

Día 4: todo iba muy bien hasta un poco después del desayuno, me caía del sueño mientras meditaba, era casi imposible seguir así, entonces decidí hacer una siesta de 20 minutos... a quien quería engañar? terminé durmiendo dos horas y eso porque me despertaron las campanas que anunciaban el almuerzo (que se sirve a las 11am y es la última comida del día). Me tocó meditar casi sin descanso hasta que fui al reporte con Ajan, cada vez que vas a un reporte te va aumentando las sesiones individuales de meditación y te pide que hagas un cierto número de horas hasta el siguiente reporte, que va aumentando a medida que cumples tus objetivos. Hoy me pasé casi todas mis horas de meditación en mi habitación, no está tan mal como suena, las condiciones son perfectas (no hay mosquitos, no hace calor porque tengo un ventilador, no hay ninguna distracción) y después de todo estas meditando con los ojos cerrados o mirando al suelo, para qué quieres un lugar bonito?.

Día 5: día de total felicidad, completé mi tarea (8 horas) con tiempo suficiente para bañarme y hacer ejercicios (a escondidas en mi cuarto, no lo dice en las reglas, pero no creo que esté permitido) antes de ir al reporte con Ajan; además ya me quedan 2 días y empiezo a sentir el olor de la libertad.

Día 6: fue un día productivo, tenía mucha energía para meditar, hoy era el día en que le iba a pedir permiso a Ajan para tener mi ceremonia de cierre mañana (3 días antes de lo previsto), pero pocos minutos antes de que hablara me dijeron que mañana era un día muy importante, Día Sagrado de Buda (cada luna llena y luna nueva), así que mañana no habría reporte (y por lo tanto no podría tener mi ceremonia); pues tuve que pedir mi ceremonia de cierre para el día 8... salí del reporte y todo mi buen humor de los últimos días se desvaneció al asimilar que no me quedaban 10 horas meditando, me quedaban 20... un día más en prisión... un solo día no es nada en la vida normal, pero en un monasterio en donde te tienes que despertar a las 4am para meditar 10 horas por día, un día se puede sentir como una eternidad.

Intenté meditar pero la ansiedad y el mal humor hacía que los minutos se pasaran como horas, quería mandar todo a la mierda y no hacer más nada, dedicarme a dormir y comer en los próximos dos días y luego mentir en el reporte... nooo!, vine aquí a meditar, mejor me escapo más tarde al 7-eleven que está como a 3 cuadras, me tomo un par de cervezas y como todo lo que me de la gana y así agarro fuerzas para seguir con esto dos días más... Tampoco, mejor me tomo un café y lo intento de nuevo; medito y pienso solo en respirar, como si de eso dependiera mi vida, y cuando me vienen pensamientos a la mente no los dejo de fondo como siempre hacía, me repito "parar de pensar, parar de pensar, parar de pensar", y continuo... funcionó, medité, me tranquilicé, mañana será otro día de meditación... y pasado mañana otro y luego seré libre.

Día 7: me desperté a las 3:50am, así a las 4am ya estaba sentadita meditando... quien diría que con lo mucho que me cuesta despertarme a las 4am para meditar iba a terminar despertándome incluso antes. Hoy había mucha gente en el almuerzo, y la comida era especial, había muchisimo para escoger. Muchas cosas pasaban en el monasterio hoy, había un grupo de aspirantes a monjes que hoy recibían su traje anaranjado y oficialmente empezaban su vida de monjes, presencié el ritual en el que cambiaban sus ropas blancas por el traje de monjes y eran ayudados a vestirse por otros monjes de una manera muy meticulosa.

A las 8pm empezaba la ceremonia por el día de Buda, fue muy bonita, la hicieron en un nuevo templo que están construyendo (aun no está terminado) y que está quedando hermoso; estaban todos los monjes en el centro, las monjas a un lado y el resto del templo lleno de gente vestida de blanco, en total habrían como 300 personas... se veía hermoso... luego de unos cantos Ajan se instaló a hablar, y visto que no entendía nada decidí aprovechar el tiempo meditando... no era la única, habían unos cuantos a mi alrededor en las mismas, y otros tantos durmiendo (el discurso fue largo). La ceremonia terminó con una procesión de todos los asistentes alrededor de la stupa y el templo principal con velas, inciensos y flores en las manos, que luego de la tercera vuelta fueron depositados en la stupa que quedó cubierta de hermosas flores y velas... fue una ceremonia hermosa, y definitivamente valió la pena quedarme un día más para verla. Todo terminó como a las 11pm, y yo aun tenía que meditar 35 minutos más y bañarme... la vida es dura en el monasterio, pero la verdad estoy muy feliz de estar aquí.

Día 8: menos de 4 horas de sueño y ya toca levantarse para meditar; el cansancio acumulado se apodera de mi, pero de alguna forma logré hacer mis 10 horas de meditación sin tener que hacer siesta. Por la tarde, luego del reporte, tuve mi ceremonia de cierre... oficialmente soy libre. Casi a las 7pm fui al hotel a buscar mi cámara para hacer fotos antes de irme mañana... el tan esperado momento de volver a la vida normal llegó... y para mi sorpresa no se sentía nada especial, más bien sentí nostalgia por mis días en el monasterio y aun no me había ido; cuando volví por la noche sentí que volvía a casa, mientras caminaba por esos lugares que me cansé de ver en estos últimos días sentía que había vivido ahí muchos años y que volvía luego de una larga ausencia... Creo que voy a volver a este lugar, algo me dice que tarde o temprano estaré de nuevo aquí, quizas arrepintiéndome de haberme internado en esta "prisión" otra vez, pero de alguna manera siento que aun me queda mucho por aprender en este sitio y de esta experiencia maravillosa que simplemente consiste en no pensar.


Additional photos below
Photos: 12, Displayed: 12


Advertisement



Tot: 0.188s; Tpl: 0.051s; cc: 7; qc: 23; dbt: 0.0136s; 1; m:saturn w:www (104.131.125.221); sld: 1; ; mem: 1.2mb