Cuentos cortos / Short stories


Advertisement
Argentina's flag
South America » Argentina
January 9th 2011
Published: July 2nd 2017
Edit Blog Post

Geo: -34.6118, -58.4173

Estoy usando esta página para guardar un par de cuentos cortos que he escrito últimamente (con traducciones en ingles acá) porque quiero leerlos otra vez en unas semanas para ver si puedo encontrar errores o mejoras que no vi antes. Si podés ver los errores ahora, ¡me alegraría recibirlos!


I wanted to call this page "shoot stories" instead of "short stories" but the pun wouldn't translate.

I'm just using this page to cut and paste a couple of short stories that I've written in Spanish recently (with the English translations saved here) so that, in a couple of months' time, I can re-read them and spot the mistakes that I have learned to avoid in the meantime. If you saw how bad I am at organising my paperwork, you'd understand why it makes sense for me to save them here.

I am not making any claims about these being entertaining or even readable - the intention was simply to try and write using a few different tenses and some new phrases and expressions. Anyway, if anyone out there wants to beat me to it and let me know where the mistakes are, do feel free!

EL AGUA QUE DUERME

Fue como
si, aquel día, él simplemente hubiese dejado de hablar. Después de cinco minutos de tumbarse en el suelo de la estación de metro, sin hacer el menor ruido, dejó de querer decir nada.

Sí, podía forzar una conversación con sus compañeros en la librería o con su casera o farmacéutico, pero nunca oyó y nunca dijo nada que le importase.

Mientras se duchaba, no sentía nada sino el jabón y el agua. Cuando tomaba el metro, no sentía nada y no veía a nadie. Y, cada día, durante la hora de almuerzo, mientras comía un sándwich de atún, hacía todo posible para evitar hablar. En sus momentos más animados, entre bocados de atún, pasaba la mano por la frente, buscando la herida de bala. Sin embargo, como siempre, no estaba ahí.

— Tenés que hablar con alguien, Will…con nosotros, o con un médico. Hablar es saludable después de tu experiencia.

Eso es lo que le decían sus amigos todo el tiempo – ex-amigos, en realidad, porque hacía mucho tiempo que le habían abandonado. Su respuesta fue siempre la misma.

— ¿Cómo puedo hablar con alguien cuando no tengo nada que decir? No siento nada. Nada.

A veces, se concentraba e intentaba recordar qué pasó aquel día, aquel viernes, en la estación de metro. Deseaba sentir algo, al menos un poco de miedo o pánico. Pero no, no sentía nada.

En esos momentos, con calma y con suavidad, solía pasar la mano por la frente otra vez.

*****

Will estaba un poco más cerca de la máquina de boletos que el desconocido (un par de días después, Will descubrió que se llamaba Thomas Ingram), pero él caminaba un poco más rápido que Will. Por lo tanto, Will dio un paso a la derecha, fingiendo necesitar más tiempo para buscar su boleto, para permitir a Thomas Ingram caminar hasta las escaleras antes que él.

— Adelante.

Eso es lo que Will dijo inmediatamente antes de lo que pasó.

Will no sabía que los sonidos eran disparos. Antes de entender qué había pasado, Will sintió a Thomas Ingram cayéndose hacia atrás, encima de él. Hubo muchos gritos de dolor y muchos más disparos.

En ese momento, mientras se tumbaba debajo del cuerpo de Thomas Ingram, Will sabía solamente dos cosas de él: sabía que él estaba pesado y que él estaba muerto.

Will cerró los ojos y se dijo a sí mismo, "No te muevas, no hagas nada…estás vivo, pero quizás ellos no darán cuenta de eso."

Los asesinos, más adelante identificados como dos adolescentes del norte de Londres, pasaron el tiempo antes de llegar la policía caminando por la estación y comprobando que todos estaban muertos.

Will oyó a los dos chicos reír. Oyó sus pasos. Oyó a uno de ellos hablar.

— Quizás este chico está muerto…pero una vez más, ¡para ir sobre seguro!

Cinco minutos después, cuando Will oyó a los dos adolescentes suicidarse, su mente se inundó de la sensación de vacío por primera vez.

*****

Will se enteró del nombre de Thomas Ingram de la foto, una de dieciséis, en primera plana de los periódicos.

Leyó que Thomas Ingram había trabajado en un banco. Leyó que había tenido una esposa y un hijo. Sabía que él estaba pesado y que él estaba muerto.

Will nunca se conoció a la mujer de Thomas Ingram. Según parece, ella había querido encontrarse con él, pero él sabía que no habría tenido nada que decirle.

Quizás Will no sentía nada porque, para sobrevivir, necesitaba evitar las preguntas. ¿Estaba esa bala destinada a él? ¿Qué podría haber hecho para salvar a Thomas Ingram?

A su vuelta a casa, Will caminó hacia la máquina de boletos. En una mano, llevó una bolsita conteniendo una fiambrera vacía. En la otra, tuvo su boleto. Will vio el lugar en él que se tumbaba en el suelo, pero todavía no sentía nada.

Después de caminar por la barrera, metió su boleto en su bolsillo. Caminó hacia la calle y, con calma y con suavidad, pasó la mano por la frente otra vez.


"INSTRUCCIONES PARA SACAR UNA FOTO" o "INSTRUCCIONES PARA ROBAR UN ALMA"

Quizás haya visto las imágenes, que parecen vivas, de gente, lugares o cosas que existen en libros, diarios y revistas. Se llaman 'fotografías' o 'fotos'. No sé exactamente como se hace una fotografía – creo que el proceso debe depender de un poco de magia o brujería – pero voy a compartir la información que tengo.

Para sacar una foto, en primer lugar, se necesita un aparato que se llama 'la cámara'. En el último siglo, se tenía que colocar película adentro de la cámara, pero las cámaras de hoy funcionan bien sin consumir nada salvo un poco de electricidad.

Hay cuatro partes principales de una cámara. Por delante, hay un ojo grande y redondo para ver el objeto o persona que será captado. En la parte de atrás, hay una pantalla u hoyo para que el foto-creador pueda ver la composición de la foto. Hay un botón; el foto-creador pulsa este botón en el momento exacto en el que quiere sacar la foto. Por último, la mayoría de las cámaras tienen bombillas de flash - cada una más luminosa que un mil velas - para sacar fotos por la noche.

Me parece que el secreto es en el orden de las acciones. Se toma la cámara, con el ojo apuntado hacia adelante. Entonces es importante confirmar que sus manos no oculten el ojo o el flash. El tercer paso es la composición – se tiene que decidir lo que quiere ver en la foto, y lo que no. Finalmente, se pulsa el botón. Desde entonces la brujería completará el proceso y la cámara guardará la imagen hasta que se esté listo para imprimirla.

Alguna gente, y yo soy uno de ellos, cree que, cuando se le saca una foto a alguien, la cámara le roba un poco de su alma. Por suerte, el alma humana es fuerte e inteligente, y si uno sabe que alguien está sacándole una foto a él, su alma fortalece su ánimo para protegerse. Pero si alguien le saca una foto sin su consentimiento o conocimiento, él va a perder un gran parte de su alma.

Si, algún día, se siente mal o triste, quizás sea porque otra gente ha sacado demasiadas fotos a usted. En esta circunstancia es importante que le saque fotos a otras personas para recargar su alma. Pero tenga cuidado y siempre elija a aquellas personas que tiene moralidad porque, al fin, un alma oscura y fatal es peor que ninguna.



Advertisement



10th January 2011

i would say i liked this post only have,nt got a clue what it says....lol lol .
10th January 2011

I've added a link to an English translation. :)

Tot: 0.059s; Tpl: 0.017s; cc: 5; qc: 45; dbt: 0.0127s; 1; m:saturn w:www (104.131.125.221); sld: 1; ; mem: 1.3mb